Connect with us

Seguridad

112 preguntas atrevidas para usar con tus amigos o pareja

Conocer de la noche 203872

Os animo a todas las que podéis estar pasando por algo similar a que probéis. Responder Susana el 8 septiembre, a las am Tengo muy poco tiempo con mi novio 2 meses pero todas las veces q tenemos relacciones yo tengo q estimularlo el casi no me toca o me estimula, eso me hace pensar q tiene otra mujer o q no le atraigo como mujer. Responder eugenia el 19 enero, a las pm Bienvenida a mi mundo Susana, yo tampoco se que hacer, nos llevamos de mil maravilla ya hace 2 años q vivimos juntos y 7 de novios pero de sexo no hay manera, cuando a él le apetezca, ya me acostumbre. Responder Alexia el 18 febrero, a las pm Que suerte tienen ustedes ,yo quisiera un novio que no tuviera tanta libido la verdad. No quiero buscar amante ni dejarla pero le dije que la paso mal y ella solo me dice que si no tiene ganas o no le apetece que puede hacer … y no hace nada? Isnel Felipe Rodríguez Palomares el 10 febrero, a las pm Que tipos de jugueticos usaste. Para ver si aqui en Cuba los hay Marta el 16 septiembre, a las pm Buenas tardes, Llevo casi un año con mi novio, la verdad es que nos lo pasamos bien, reimos etc etc pero con el tema sexo no hemos logrado todavia qnos funcione bien. Yo soy muy qlo haga todo él comodidady a él le faltan muchos estimulos y al final yo termino siempre y él no. Que me recomendais??

Por lo general, lo morboso se asocia a lo sexual. De ahí que se mencionen las miradas y las insinuaciones morbosas. Sin embargo, también es usual que se califiquen como morbosas otro tipo de conductas. Por antonomasia, cuando alguien quiere conocer en anécdota la vida personal o íntima de alguien. Por extensión, definimos como morbo todo aquello que nos remite a la enfermedad mental.

No desestimaremos ni una sola de las razones que dan los académicos, empero cuando el morbo es sexual cabe relajar el término con matices de sensualidad e incluso lascivia. A partir de ahí, el repertorio es kilométrico. Lugares comunes A Gustavo Adolfo Bécquer, por ejemplo, le subía la cachondez imaginarse en un cementerio practicando amor con una virgen desnuda. Con Camilo José Cela los platos volaban durante el coito. Y Salvador Dalí enloquecía con el uniforme de Hitler. La escritora Roser Amills descubrió el morbo de estos y otros personajes como Einstein, Jorge Luis Borges y Amy Winehouse mientras recababa información para un trabajo. Y lo que iba a ser un poemario sobre erotismo acabó en Las 1. Si, como decía Plutarco , el morbo es la desobediencia de la razón, una tiempo que esta se nubla cabe confiar cualquier cosa de la portentosa fantasía humana, principal alimento del deseo morboso. En general, las relaciones desiguales despiertan un morbo a veces casi paralizante.

Roces, susurros, nuestras propias fantasías Cualquier hora es buena para sonreír a algún o hacer una proposición deshonesta. Ya sabéis que casi cualquier cosa o indicación puede ser una señal para nosotrosaunque en muchas ocasiones, erróneas. Ponte ropa provocativa: liguero, medias alta o de rejilla, la lencería siempre funciona.

Saber las palabras adecuadas en cada localización, es fundamental para conseguir el efecto deseado. No lo creo, solo es conocimiento e inteligencia emocional. La berrido erótica La voz nos seduce y determinadas palabras con carga e intencionalidad erótica estimulan la liberación de dopamina, hormona que juega un rol importante en el deseo y la excitación sexual. Pueden ser palabras de amor, sexuales, de mayor o menos énfasis, o incluso obscenas, al estilo de la coprolalia, que también elevan la excitación a bastantes personas, no lo olvidemos. La actitud es fundamental, no lo olvides. De nada sirve ponerte en formato 'hot' si tu ánimo es fría como un témpano. Modula tu voz para conseguir el gama adecuado y la reacción que esperas en la otra persona.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.