Connect with us

Pasatiempo

Libro proporcionado por el equipo

Morbosa de buen ver 494477

Estuve leyendo lo que escribió y me gustó porque reflejó la verdad y con mucho cuidado de nosotros. Ahora bien después de leer lo que ella escribió me pregunté por qué no puedo escribir yo una parte de esta historia que es la actual. Ahora bien, qué pasó con nosotros desde que ella envió sus relatos. Es hermoso verla entre mis piernas cuando me y espero no ser chabacana chupa la concha, le pido que me mire a los ojos y me derrito en orgasmos y ella que es bastante zarpada desliza un dedo en mi cola. Como también me encanta mientras yo la chupo mirarla a los ojos y acariciarle las tetas. Por otro lado ella se acostaba con Jorge, cosa que yo sabía pero Jorge no conocía nada de lo que pasaba entre nosotras.

Muchas veces me corto y no llego a escribirlas o las borro antiguamente de publicar. Hoy esta historia llegó a mi mente en medio de un momento íntimo y ayudó a hacerlo un momento muy especial. Desde novios pasamos mucho tiempo juntos, teníamos nuestra intimidad pero escasa. A mí me daba cierto corte proponerle carencia. No ponía caras de asco tampoco nada similar, tan solo se hacía la loca y pasaba del guión. Yo soy muy morboso y la situación se me hacía un algo cuesta arriba porque ella es bonita y tiene un cuerpo magnífico y yo la deseo, siempre la deseé y deseé hacer todo tipo de escenas, posturas y perversidades con ella.

Te lo digo esta mañana antes de levantarnos. No te has vuelto a poner el camisón, te levantas desnuda. Como mucho tanga. Nunca me habías hecho caso. Vas al baño, después de un rato sales y te diriges a la cocina. Sigues desnuda. Corres las cortinas como siempre y preparas el desayuno. Dudo si vestirme pero no lo hago y voy desnudo. La puerta del balcón esta abierta del todo.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.