Connect with us

Pasatiempo

De morbosidad a entretenimiento

Mejor forma 741765

Para comenzar, debemos definir de qué se trata la morbosidad en la televisión. Así pues, estamos ante un fenómeno de masas que abarca un tipo de contenidos con un impacto claramente negativo y deficiente, pero que sigue presente, tal vez cada vez en mayor medida, en la televisión argentina. En el foro de debate Transformar la televisión que tuvo lugar en Sevilla, Españaen el y que fue moderado por León Bienvenido, se refieren a la telebasura como una serie de contenidos que sustentan valores dañinos para la sociedad, lo que habla un poco de las consecuencias de este tipo de programación. Por ejemplo, es costumbre ver fotos y videos eróticos de personajes reconocidos y la gente lo toma como algo gracioso. Esto significa simplemente que las consecuencias individuales y sociales de cualquier medio, es decir, de cualquiera de nuestras extensiones, resultan de la nueva escala que introduce en nuestros asuntos cualquier extensión o tecnología nueva. En cualquier caso, es un hecho que la guerra de los ratings ha aumentado la presencia de la morbosidad en los programas de televisión, pues las emisoras atribuyen el éxito de sus programas con la audiencia a la presencia del material que supuestamente quieren ver los televidentes. Se trata del estudio de la moral y del accionar humano para promover los comportamientos deseables. Una sentencia ética supone la elaboración de un juicio moral y una norma que señala cómo deberían actuar los integrantes de una sociedad. Si los programas analizados anteriormente son aceptados dentro de la sociedad, quiere decir que podrían pasar a formar parte de un acto ético.

Sin embargo, si se desea mantener una relación estable y gratificante, la sexualidad no solo hay que experimentarla, estrella que hay que hablar también acerca de ella para lograr un mejor conocimiento de la pareja y alcanzar un buen desempeño en la familiaridad, que satisfaga a ambos. Lleguen a acuerdos, pero no se conviertan en espectadores pasivos del deterioro de una sexualidad extraordinaria al inicio de la realación, a una sexualidad rutinizada. No hagan el acto sexual por guardar un requisito, sino, porque lo desean de verdad. Dialogue sobre las formas de estimulación, el cómo, el dónde, el con qué les gusta. Los sitios, las vestimentas, si con luz prendida o apagada. Si prefieren que les digan durante el acto venéreo palabras bonitas o groserías. Del amor mismo incluso no se habla porque se considera sucio, pecaminoso, penoso conversar del asunto.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.