Connect with us

Pasatiempo

Las cien mejores poesías : líricas de la lengua castellana

Conocer el 853235

De las ninfas y pastoras. Mas serate cosa triste Ver tu nombre allí pintado, En saber que escrita fuiste Por el que siempre tuviste De tu memoria borrado. Y aunque mucho estés airada, No creo yo que te asombre Tanto el verte allí pintada, Como el ver que eres amada Del que allí escribió tu nombre. Mas desprecia cuanto quieras Solo que en estas riberas Cerca de las ondas fieras Con mis ojos no te vea. Volvió a sus juegos la fiera Y a sus llantos el pastor, Y de la misma manera Ella queda en la ribera, Y él en su mismo dolor. Temblaron los pequeños, confundidos Del impío furor suyo; alzó la frente Contra ti, Señor Dios, y con semblante Y con pecho arrogante, Y los armados brazos extendidos, Movió el airado cuello aquel potente; Cercó su corazón de ardiente saña Contra las dos Hesperias, que el mar baña, Porque en ti confiadas le resisten Y de armas de tu fe y amor se visten.

Hablar con sus artistas y recolectar la mentalidad que se tiene que adeudar para formar parte de una agrupación con todo el prestigio ha sido una experiencia increíble. Toda mi alucine para ellos y para las increíbles personas que son fuera del micrófono. Este episodio esta chingón por todo lo que conlleva ser fotógrafo, los retos, el aprendizaje, los pagos, la preparación, mentalidad, etc. La disciplina de Oscar lo ha llevado llevado a ganar un par de veces el Mister Mexico, una reconocida competencia de fisicoconstructivismo. Lo hizo en y Esto que van a escuchar se ha convertido en uno de mis episodios favoritos y que mas he disfrutado grabar ya que van a encontrar temas que nos ayudan a crecer en todos los sentidos, hablamos de Mentalidad, de la importancia de las parejas, de rodearte del personas indicadas, de los attachments, del como mejorar en lo que haces, de la vida en general de una persona que como Oscar ha animoso ir tras sus sueños. Algo que hace muy especial este episodio todavía es el primera vez Oscar sale en un podcast.

Las grandes heredades de este patrimonio quedaban vinculadas a doña Leonor, pero desde ella pasaban, bien a su hija Aldonza Téllez, señora de Castañeda, perfectamente al hijo de Leonor en su segundo matrimonio, Íñigo López de Mendoza, lo cual ocasionaría enseguida una serie de interminables conflictos 1. Tras el temprano fallecimiento de su hermano facultad García y de su propio padredon Íñigo, apenas un niño de seis años, heredó el mayorazgo y se vio acosado por las insidias de familiares que le disputaban sus bienes. Su tío y homónimo Íñigo López, hermano de don Diego, se apoderaba asimismo de algunas casas de Guadalajara pertenecientes a su sobrino. Frente a todos ellos hubo de actuar con energía doña Leonor, que defendió bravamente los intereses de su hijo y, luego de no pocos litigios, logró preservar íntegro el mayorazgo. Durante su infancia, don Íñigo pasó largo tiempo al cuidado de su abuela materna doña Mencía de Cisneros en la casa solariega de Carrión y ligero tuvo sus primeros tratos con las letras.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.