Connect with us

Fantasias

'Sugar babies' el negocio de citas con hombres maduros a cambio de la voluntad

Conocer gente 16014

El negocio de la prostitución se ha disparado con la crisis económica. Especialmente delicado es el caso de los jóvenes que venden su cuerpo para salir adelante. Hay que tener una formación», dice. Concha Borrell repite esa frase una y otra vez en sus clases de prostitución.

Entretanto tanto, ella disfruta de paseos en yate, cenas elegantes en medio del mar, restaurantes lujosos y hoteles de cinco estrellas pese a estar en paro y sin papeles. Esta colombiana de 29 años es profesora de arte y reside desde hace nueve meses de forma ilegal en nuestro país. Sin embargo, su ocupación como sugar baby a espaldas de su marido le permite mantener este astronómico tren de vida mientras espera para regularizar su situación en España. Ella ofrece compañía, afecto y conversación a hombres maduros a cambio de una colaboración. Se trata de un aberración procedente de Estados Unidos que ha llegado con fuerza a España. Ellos proporcionan un ambiente de lujo y grandes cantidades de dinero. Mientras baza, ellas ofrecen su compañía, que asiduamente, incluye relaciones sexuales. Una suerte de relación de noviazgo con fecha de caducidad y a cambio de dinero entre varones ricos y maduros con atractivas mujeres que tienen la época de sus hijas. Una suerte de plataforma de citas con algunos medios que recuerdan a webs de escorts de alto standing.

Yo soy Julian Kay y mi trabajo es el placer. El actor indiano abrió con aquella película un globo de fantasía para millones de mujeres y dio a conocer el globo de los acompañantes de lujo. Lenocinio masculina de alto 'standing' que es toda una realidad. Sin embargo, la mayoría son mujeres con un alto nivel adquisitivo que quieren sentirse queridas y escuchadas. Ambos gigolós coinciden en que la mayoría de las mujeres que solicitan sus servicios tienen entre 30 y 50 años. Ahora son las mujeres quienes contratan a hombres para ellas. Muchas de mis clientas fijas solo buscan ser escuchadas por otra persona, comenta David mientras argumenta a una de sus clientes por WhatsApp.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.